[dt-space height=”150″][dt-section-title title=”¿En que creemos?”]

Estas son las doctrinas fundamentales en las que creemos.
Tomado de: http://www.ceade.org/

[bs_collapse id=”collapse_38d5-d98d”]
[bs_citem title=”
Primera Verdad Fundamental. La inspiración de las Sagradas Escrituras.
” id=”citem_1838-f3ea” parent=”collapse_38d5-d98d”]

La Biblia como las Sagradas Escrituras, es La Palabra inspirada por Dios.

Se entiende por inspiración, a la intervención de Dios por medio de su Espíritu, iluminando la mente de los escritores sagrados y guiándolos en la elección de las palabras para expresar sus divinos pensamientos, utilizando las facultades humanas, conocimientos, vocabulario y entorno social.

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.  2ª Timoteo 3:16-17
…entendiendo primero esto, que ninguna profecía de La Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por la voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.  2ª de Pedro 1:20-21

La Biblia como las Sagradas Escrituras es la revelación de Dios al hombre.

Se entiende por revelación, el medio por el cual Dios da a conocer su voluntad y propósitos, otorgando a los hombres espíritu de sabiduría y de conocimiento.

…para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de Él, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos,… Efesios 1:17-18
Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido,… 1ª a los Corintios 2:10-16

Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley.  Deuteronomio 29:29


[/bs_citem]
[bs_citem title=”Segunda Verdad Fundamental. El Dios único y verdadero manifestado en tres personas: El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo” id=”citem_d135-a5e0″ parent=”collapse_38d5-d98d”]

Dios como único y verdadero

Jehová es un solo Dios, increado e indivisible, eterno, omnipotente, omnipresente y omnisciente; creador de cielos, tierra y todo lo que existe, visible e invisible.

Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es…  Deuteronomio 6:4
Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.  1ª Timoteo 1:17

Todos los demás dioses son falsos

Por ser único no hay otro fuera de El y por ser verdadero todos los demás son falsos.

Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios.  Isaías 44:6

Manifestado en tres personas

Dios se ha manifestado en la historia de la humanidad a través de tres personas:

El Padre como creador, el Hijo como redentor y el Espíritu Santo como Consolador mostrando unidad perfecta en todas sus obras.

La pluralidad de Dios en la creación

En las declaraciones de Dios se descubre que el Padre no lo hizo solo, sino que compartió su creación con alguien más.

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.  Génesis 1:26
Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre.  Génesis 3:22

Evidencias de la pluralidad de Dios en el Antiguo Testamento

Es necesario comprender que Dios manifiesta su pluralidad en algunos pasajes bíblicos tales como:

Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero.  Génesis 11:7
Textos de apoyo:

Génesis 18:1-14; Isaías 6:8.

Relación entre el Padre y el Hijo en el Antiguo Testamento

Y estando Josué cerca de Jericó, alzó sus ojos, y vio un varón que estaba delante de él, el cual tenía una espada desenvainada en su mano. Y Josué yéndose hacia Él, le dijo: ¿Eres de los nuestros, o de nuestros enemigos? Y Él respondió: No; sino que he venido ahora como Príncipe del ejército de Jehová. Entonces Josué postrándose sobre su rostro en tierra le adoró; y le dijo: ¿Qué dice mi Señor a su siervo? Y el Príncipe del ejército de Jehová respondió a Josué: Quita las sandalias de tus pies; porque el lugar donde estás es santo. Y Josué lo hizo así.  Josué 5:13-15
Fundamentos

En este pasaje encontramos, la presencia de Jesucristo pre-encarnado.

  1. Hay que distinguir al Príncipe del Ejército de Jehová, con Jehová
  2. Un varón con la espada desenvainada
  3. No rehusó la adoración
  4. Declaró el lugar santo
  5. Por lo tanto, el Príncipe del Ejército de Jehová es Jesús.
Y se le apareció el Ángel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza: y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía. Entonces Moisés dijo: Iré yo ahora, y veré esta grande visión, por qué causa la zarza no se quema. Viendo Jehová que él iba a ver, lo llamó Dios de en medio de la zarza, y dijo: ¡Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: No te acerques; quita las sandalias de tus pies, porque el lugar en que tú estás, tierra santa es. En esta ocasión, se le llama el Ángel de Jehová, que es el Señor Jesús como Dios. Éxodo 3:2-5

Relación entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo en el Antiguo Testamento

Pero el Espíritu de Jehová vino sobre Gedeón, y cuando éste tocó la trompeta, Abiezer se reunió con él.  Jueces 6:34
Y se levantó Manoa, y siguió a su esposa; y así que llegó al varón, le dijo: ¿Eres tú aquel varón que habló a la mujer? Y Él dijo: Yo soy.  Jueces 13:11

Manoa vió al Angel de Jehová, que es Jesús.

Pues aconteció que cuando la llama subía del altar hacia el cielo, el Ángel de Jehová subió en la llama del altar a vista de Manoa y de su esposa, los cuales se postraron en tierra sobre sus rostros. Y el Ángel de Jehová no volvió a aparecer a Manoa ni a su esposa. Entonces conoció Manoa que era el Ángel de Jehová. Y dijo Manoa a su esposa: Ciertamente moriremos, porque hemos visto a Dios. Manoa y su esposa vieron al Ángel de Jehová que era Dios mismo.  Jueces 13:20-22
Y la mujer dio a luz un hijo, y le puso por nombre Sansón. Y el niño creció, y Jehová lo bendijo. Y el Espíritu de Jehová comenzó a manifestarse en él en los campamentos de Dan, entre Zora y Estaol.  Jueces 13:24-25
Y Moisés le respondió: ¿Tienes tú celos por mí? ¡Quisiera Dios que todo el pueblo de Jehová fuesen profetas, que Jehová pusiera su Espíritu sobre ellos!  Números 11:29

Relación entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo en el Nuevo Testamento

Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué ha llenado Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y te quedases con parte del precio de la heredad? Reteniéndola, ¿no se te quedaba a ti? y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios.  Hechos 5:3-4
…cómo Dios ungió a Jesús de Nazaret con el Espíritu Santo y con poder; el cual anduvo haciendo el bien, y sanando a todos los oprimidos del diablo; porque Dios estaba con Él.  Hechos 10:38
En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Y el Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.  Juan 1:1,14

Finalmente, con estos respaldos bíblicos, encontramos los fundamentos para declarar que Dios es trino y uno, bajo las siguientes consideraciones:

  1. La pluralidad de Dios
  2. Jesucristo es Dios según el Antiguo y Nuevo Testamento
  3. El Espíritu Santo es Dios según el Nuevo Testamento
  4. Las tres Personas interactúan como el mismo Dios


[/bs_citem]
[bs_citem title=”Tercera Verdad Fundamental. La trasgresión del hombre” id=”citem_bfce-ec26″ parent=”collapse_38d5-d98d”]

Dios creó al hombre bueno y recto, a su imagen y conforme a su semejanza.

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.  Génesis 1:26-27

La trasgresión

El hombre traspasó los límites voluntariamente y cayó en pecado, marcando la separación de Dios, provocando su muerte espiritual y física.

El mandamiento

Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.  Génesis 2:16-17

Consecuencias del pecado

Porque la paga del pecado es muerte; mas el dadiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.  Romanos 6:23

El alma que pecare, esa morirá,…  Ezequiel 18:20a

Muerte espiritual
Y lo sacó Jehová del huerto de Edén, para que labrase la tierra de que fue tomado. Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados para guardar el camino del árbol de la vida.  Génesis 3:23-24
Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,… Romanos 3:23
Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, y así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.  Romanos 5:12
Muerte física

El pecado dio origen a la muerte física, a la tristeza, a la enfermedad sobre el género humano.

Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra; porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás. Génesis 3:19
Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio;…  Hebreos 9:27


[/bs_citem]
[bs_citem title=”Cuarta Verdad Fundamental. La salvación del hombre” id=”citem_1838-4″ parent=”collapse_38d5-d98d”]

Ante la caída y la destitución del hombre de la comunión con Dios; Él en su infinito amor puso en marcha su plan eterno de salvación.

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él.  Juan 3:16-17

El precio de la salvación

El primer sacrificio por causa del pecado, fue realizado por Dios, al cubrir la desnudez de Adán y Eva con túnicas de pieles de animales.

Y Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles, y los vistió.  Génesis 3:21

La importancia de la sangre

Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas; y la misma sangre hará expiación de la persona.  Levítico 17:11

La expiación

Se entiende como expiación, el acto de sacrificio que cubre la culpa del pecado.

El sacrificio substituto en el Antiguo Testamento era un tipo o símbolo del sacrificio de Cristo,Juan 1:29

Luego que llegue a ser conocido el pecado que cometieren, la congregación ofrecerá un becerro por expiación, y lo traerán delante del tabernáculo de reunión.  Levítico 4:14
Habla a los hijos de Israel, diciendo: Cuando alguna persona pecare por yerro en alguno de los mandamientos de Jehová sobre cosas que no se han de hacer, y obrare contra alguno de ellos; Si sacerdote ungido pecare según el pecado del pueblo, ofrecerá a Jehová, por su pecado que habrá cometido, un becerro sin defecto para ofrenda por el pecado. Y traerá el becerro a la puerta del tabernáculo de la congregación delante de Jehová, y pondrá su mano sobre la cabeza del becerro, y lo degollará delante de Jehová. Y el sacerdote ungido tomará de la sangre del becerro, y la traerá al tabernáculo de la congregación; Y mojará el sacerdote su dedo en la sangre, y rociará de aquella sangre siete veces delante de Jehová, hacia el velo del santuario.  Levítico 4:2-6

La limpieza del pecado

Y saldrá al altar que está delante de Jehová, y lo expiará; y tomará de la sangre del becerro, y de la sangre del macho cabrío, y la pondrá sobre los cuernos del altar alrededor. Y esparcirá sobre él de la sangre con su dedo siete veces, y lo limpiará, y lo santificará de las inmundicias de los hijos de Israel. porque en este día se hará expiación por vosotros; y seréis limpios de todos vuestros pecados delante de Jehová.  Levítico 16:18-19,30

El sacrificio de Cristo

Este sacrificio, muestra el amor perfecto de Dios hacia la humanidad pecadora, al tomar nuestro lugar, y satisfacer plenamente a Dios.

Sabiendo que fuisteis redimidos de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis por tradición de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata; sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación;… 1ª de Pedro 1:18-19

Textos de referencia:

Romanos 3:24-25; Efesios 1:7; Colosenses 1:14; Mateo 26:28

Mi responsabilidad: cuidar mi salvación

El descuido de la salvación provocará la condenación eterna.

Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos.  Hebreos 2:1-4
Porque si la palabra dicha por los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución,… Heb 2:2
¿cómo escaparemos nosotros, si tuviéremos en poco una salvación tan grande? La cual, habiendo sido publicada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que le oyeron;… Heb 2:3
testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros, y dones del Espíritu Santo según su voluntad.   Heb 2:4
Y si el justo con dificultad es salvo; ¿en dónde aparecerá el impío y el pecador?  1ª Pedro 4:18

Textos de apoyo:

Hebreos 10:26-29; Hebreos 6:4-6; 2ª Pedro 2:1-22; Fil 2:12

[/bs_citem]
[bs_citem title=”Quinta Verdad Fundamental. El Bautismo en agua” id=”citem_1838-5″ parent=”collapse_38d5-d98d”]

Es un mandamiento sagrado ordenado por Jesús, que simboliza nuestra muerte y sepultura al pecado y resurrección en Cristo.

Es una ceremonia que simboliza el comienzo de la vida espiritual.

Es una confesión pública de nuestra identificación con Cristo en su muerte y su resurrección, ya que ambas hicieron posible nuestra nueva vida en él.

Como sacramento

Se entiende por sacramento, a la ordenanza que Jesús estableció en relación al bautismo.

  • Mateo 28:19-20
  • Marcos 16:16
  • Romanos 6:1-4

Textos de referencia:

Génesis 6:5,11; 1Ped 3:20-21

El bautismo en agua y su aplicación

El candidato al bautismo, debe haber recibido a Jesucristo como su único salvador y ser su discípulo, demostrando una vida renacida. La edad del candidato está relacionado con la conciencia que tenga del pecado, que pueda discernir el bien y el mal.

[/bs_citem]
[bs_citem title=”Sexta Verdad Fundamental. La cena del Señor” id=”citem_1838-6″ parent=”collapse_38d5-d98d”]

Es un mandamiento sagrado ordenado por Jesús, que simboliza, el sacrificio de Cristo en su cuerpo y el derramamiento de su sangre. Es conmemorativo, instructivo e inspirativo, promueve la gratitud y la comunión, reafirma el nuevo pacto y lleva consigo responsabilidad.

Tomar la cena indignamente

Históricamente se refiere a la mala conducta de los Corintios y no estaban en condiciones de celebrar dignamente la cena del Señor, comían y se embriagaban.

El otro pecado era el menosprecio a la iglesia.

El remedio era escudriñar su conciencia para participar, si se halla que está en pecado tiene que arrepentirse y participar de la cena.

  • 1ª Cor 11: 26-30
  • Lucas 22: 15-20

[/bs_citem]
[bs_citem title=”Séptima Verdad Fundamental. La promesa del Padre: Bautismo en el Espíritu Santo” id=”citem_1838-7″ parent=”collapse_38d5-d98d”]

Esta promesa es impartida, por el Señor Jesucristo, cuyo objetivo es recibir poder para servir en su obra, esta experiencia es para los que lo han recibido como su Señor y Salvador.

Como recibir el bautismo en el Espíritu Santo

Se recibe por la voluntad del Señor Jesús, en el momento que él quiere. Otra forma es por medio de la imposición de manos de sus siervos ungidos.

Para quienes es el bautismo en el Espíritu Santo

Esta promesa es para los fieles seguidores de Cristo.

Citas referenciales:

Joel 2: 28-29; Lucas 24:49; Hechos l:4-8; 2:4; 8:17; 5:32

[/bs_citem]
[bs_citem title=”Octava Verdad Fundamental. La evidencia del Bautismo del Espíritu Santo” id=”citem_1838-8″ parent=”collapse_38d5-d98d”]

El creyente que es bautizado en el Espíritu Santo, debe manifestar como evidencia física, hablar en lenguas o en otras lenguas, como el Espíritu le conceda que hable. Esto quiere decir que, el Espíritu Santo puede conceder lenguas humanas o Angélicas.

Lenguas Humanas

Dios quería utilizar las lenguas humanas para comunicar sus maravillas, señales y prodigios.

  • 1ª Cor 13:1
  • Hechos 2:8
  • Hechos 2:11
  • Hechos 10:46
  • Marcos 16:17

Lenguas Angélicas

Eran utilizadas por el Espíritu Santo para comunicar a Dios en forma directa y secreta las necesidades del creyente, sin la intervención de entendimiento humano.

  • 1ª Cor 14:2,4
  • Hechos 19:6b
  • 1ª Cor 14:13
  • 1ª Cor 14:27

El hablar en lenguas como Don

Eran utilizadas para edificación de la Iglesia ya que se necesitó interpretación.

  • 1ª Cor 12:10-11
  • 1ª Cor 12:28,30

[/bs_citem]
[bs_citem title=”Novena Verdad Fundamental. La santificación del creyente” id=”citem_1838-9″ parent=”collapse_38d5-d98d”]

Se entiende por santificación, una vida apartada del pecado. Además es la voluntad de Dios.

Santificación inmediata

Este rasgo se obtiene cuando recibimos a Jesucristo como Señor y Salvador.

  • 1ª Cor 1:30

Santificación progresiva

Sucede mientras transcurre el tiempo, Dios a través de pruebas, santifica la vida de los creyentes.

  • Filipenses 1:6
  • 2ª Cor 7:1
  • 1ª Tes 5:23-24
  • 2ª Ped 3:11

Como requisito para ver a Dios

  • Hebreos 12:14

[/bs_citem]
[bs_citem title=”Décima Verdad Fundamental. La Iglesia de Cristo” id=”citem_1838-10″ parent=”collapse_38d5-d98d”]

Se entiende por iglesia, al grupo de personas convertidas a Cristo.

  • 1ª Ped 2:5

Es el cuerpo de Cristo

  • Efesios 5:23
  • 1ª Cor 3:9
  • 1ª Cor 12:27
  • Col 1:18

Propósito de la iglesia

Es la extensión del Reino de Dios en la tierra, establecido en la Gran Comisión.

  • Mateo 28:19-20

Además debe tener el favor de todo el pueblo a través de su servicio al prójimo, procurando identificarse con las necesidades de la comunidad.

  • Hechos 2:47
  • Isaías 58:6-8

La iglesia y los ministerios

Para la edificación de la iglesia, Dios a constituido cinco ministerios principales.

  • Efesios 4:11-13
  • 1ª Cor 12:28-31

La iglesia y su labor misionera

  • Juan 17:18
  • Hechos 1:8
  • Hechos 15:36, 40-41

[/bs_citem]
[bs_citem title=”Décima Primera Verdad Fundamental. La evangelización del mundo” id=”citem_1838-11″ parent=”collapse_38d5-d98d”]

La voluntad de Dios es que todos se salven y procedan al arrepentimiento. Esto se puede lograr a través de la predicación del Evangelio a todas la Naciones.

  • Mateo 28:19-20
  • Marcos 16:20

Realizado primeramente por Jesús

  • Mateo 4:23

Encomendada a la Iglesia

  • Marcos 15:16

Como señal antes del fin

  • Mateo 24:14

[/bs_citem]
[bs_citem title=”Décima Segunda Verdad Fundamental. Sanidad Divina ” id=”citem_1838-12″ parent=”collapse_38d5-d98d”]

Es un don entregado a la iglesia para sanidad de los enfermos por el poder sobrenatural del Espíritu Santo.

  • Hechos 5:12-16
  • Mateo 14:14,36
  • Marcos 16:18b
  • Santiago 5:14-16
  • Isaías 53:4-7
  • 1ª Ped 2:24

La sanidad divina tiene relación directa con la soberana voluntad de Dios.

[/bs_citem]
[bs_citem title=”Décima Tercera Verdad Fundamental. El Arrebatamiento de la Iglesia y la segunda venida de Cristo” id=”citem_d135-13″ parent=”collapse_38d5-d98d”]

Estos dos eventos tienen que ver con Cristo, el primero se relaciona con la aparición de Cristo en las nubes para arrebatar a su iglesia, la primera resurrección de los muertos en Cristo y la transformación de los cuerpos de los que están con vida.

  • 1ª Tes 4:13-17
  • 1ª Cor 15:51-54
  • Tito 2:11,13
  • Mat 24:1-13, 40-41
  • Ap 20:6a

El acontecimiento del arrebatamiento de la iglesia de Cristo, sucederá antes que inicie el periodo de la Gran Tribulación.

En vista que se acerca un periodo de prueba para el mundo entero, el Señor promete a una de las siete iglesias mencionadas en el Apocalipsis, librarla de este fuego de prueba.

No hay que confundir cuando la iglesia pasa el principio de dolores.

  • Ap 3:10

El hito del principio de la Gran Tribulación

El fundamento que sostiene que la iglesia no pasa la Gran Tribulación, se encuentra en el accionar del Espíritu Santo que detiene al inicuo que es el protagonista de la Tribulación.

  • 2ª Tes 2:7
  • 1ª Tes 1:10
  • Rom 5:8-10

El segundo evento tiene que ver con el retorno de Cristo, poniendo sus pies en la tierra, para liberar a la nación de Israel y posteriormente instaurar su gobierno milenial.

  • 2ª Ped 3:1-9, 10a
  • Mateo 24:14-31
  • Mateo 25:1-13, 31

[/bs_citem]
[bs_citem title=”Décima Cuarta Verdad Fundamental. El Reino Milenial de Cristo” id=”citem_d135-14″ parent=”collapse_38d5-d98d”]

La instauración de este reino, sucederá posterior a la batalla del Armagedón, donde Cristo libera a la nación de Israel, del ataque de todas las naciones comandadas por el anticristo.

  • Apocalipsis 20:1-7
  • Isaias 11:1-10

[/bs_citem]
[bs_citem title=”Décima Quinta Verdad Fundamental. El lago de fuego” id=”citem_d135-15″ parent=”collapse_38d5-d98d”]

Este lugar está determinado como destino eterno de los perdidos, incluyen a la Bestia, el falso profeta, Satanás y sus ángeles, la muerte, el hades y los que no se hallaron inscritos en el Libro de la Vida.

Es un lugar de tormento para todos los enemigos de Dios y no fue preparado precisamente para el hombre.

  • Mateo 25:41,46
  • Apocalipsis 19:20
  • Apocalipsis 20:10,14-15
  • Apocalipsis 21:8
  • Ezequiel 18:29

[/bs_citem]

 

[bs_citem title=”Décima Sexta Verdad Fundamental. Cielos nuevos y la Tierra nueva” id=”citem_d135-16″ parent=”collapse_38d5-d98d”]

Dios tiene como plan terminar con su primera creación y en su lugar una nueva creación, descenderá la nueva Jerusalén como el lugar perfecto donde se hallará el árbol de la vida, no habrá luz del sol.

  • 2ª Ped 3:13
  • Apocalipsis 21:23-25
  • Juan 20:19
  • Lucas 24:41-42
  • Apocalipsis 7:15-17
  • Apocalipsis 22:3-5

[/bs_citem]


[/bs_collapse]

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.