¡Gracias!

El testimonio es la mejor forma de glorificar a Dios por el milagro que hemos recibido.
Cuando compartes tu testimonio la fe de otros se activa.

¿Qué ha hecho Dios por ti? Te invitamos a compartir tu testimonio aquí.