Jaramijó: Destellos gloriosos que nacen en medio de la necesidad

Al segundo mes la ayuda gubernamental comenzó a tomar forma y tal como se preveía la ayuda humanitaria comenzó a disminuir, es lamentable reconocer que si algo tenemos de malo los ecuatorianos es nuestro ímpetu para comenzar cosas pero no terminarlas. En las redes sociales se criticaba a las autoridades mientras que a otros líderes políticos se aplaudía. Nuestra labor no era esa, nuestro sentir como iglesia se hacía más fuerte al saber que teníamos hermanos  nuevos en la fe, los cuales no solo necesitaban de la ayuda humanitaria necesitaban de la ayuda espiritual.