Un camino de fe en las montañas de China

En una aldea lejana en la provincia rural de Hunan, decenas de campesinos se esfuerzan por asistir a la iglesia atravesando diferentes obstáculos por el camino hasta llegar a lugar donde alimentan su fe.

Muy temprano todos los domingos por la mañana, salen de sus pequeños hogares en las montañas y caminan durante horas por caminos estrechos y serpenteantes, pasan por las calles de las aldeas, hasta llegar a un riachuelo, donde haciendo equilibrio sobre unas piedras cruzan al otro lado y asi  llegan a la iglesia poniendo fin a su travesia.

Simei Tong  una cristiana de avanzada edad, recoge todos los domingos a su amiga ciega y  tomándola del brazo, ella la guía cuidadosamente mientras caminan durante dos horas. A pesar que en el trayecto se deslizó entre las piedras y se fracturó el brazo, no deja de ir a la casa de Dios. Su devoción es mayor y no tiene precio.

Asimismo Li Yue Ying, de 47 años, realiza sus largos viajes a la iglesia cada semana cargando a su nieta de dos años en su espalda. Ella dice que el viaje vale la pena porque alimenta su fe a través de la fraternidad cristiana que hay en ese lugar.  “Son dos horas a pie desde mi aldea, no me importa con tal de escuchar el mensaje de la Palabra de Dios”, agregó.

Wu Xiu Ying, 58, dijo “Yo fui a la iglesia porque estaba buscando ser confortado. Estaba enfermo y no podía pagarme el tratamiento.  En la iglesia, la gente oró por mí e inmediatamente me sentí en paz y liberado por el amor de Dios hacia mí. Poco después compré mi Biblia pero desgraciadamente mis ojos me están fallando aunque aún puedo leer un poco. Mi parte favorita de la Biblia es el Salmo 47”, pronunció con alegría.

Al igual que ellos, todos tienen algo que contar del poder de Dios en sus vidas. La iglesia tiene cerca de 70 miembros y cada semana se reúnen para cantar, orar y leer sus Biblias juntos, muchas de ellas desgastadas y desencuadernadas de tanto uso. Sin embargo, fueron sorprendidos cuando llegaron los miembros de la  Sociedad Biblica Unida trayendo nuevas Biblias, haciendo que la alegría rebose en cada creyente al tener una nueva poderosa fuente de vida en sus manos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.