Principios de un hogar sólido

El pilar principal de una sociedad siempre ha sido una familia, cuando la estructura familiar no está correctamente funcionando la sociedad tiende a ser un caos.

(Deu 4:9)  Por tanto, guárdate, y guarda tu alma con diligencia, que no te olvides de las cosas que tus ojos han visto, y no se aparten de tu corazón todos los días de tu vida; antes bien, las enseñarás a tus hijos, y a los hijos de tus hijos.
(Deu 6:7)  Y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes:(Deu 6:8)  Y las atarás por señal en tu mano, y estarán por frontales entre tus ojos:

 

En la actualidad existe un giro no racional de los papeles de cada uno de los componentes de una estructura familiar, vemos hijos que no honran ni obedecen a sus padres y Padres que no enseñan ni corrigen a sus hijos.

Desde el antiguo testamento Dios fijo los principios de un hogar sólido.

El sufrimiento en muchos hogares radica en que olvidamos el principio de Dios dado en Deu 4:9 “…las enseñarás a tus hijos, y a los hijos de tus hijos…” estamos cumpliendo  con este principio dedicamos un tiempo en nuestros hogares a enseñar los principios de la verdad revelada en la Palabra de Dios.

¿Padres que están haciendo?

  • Si tu no hablas del temor a Dios a tus hijos entonces quien lo hará, la sociedad ignora el temor a Dios viven sus vidas como si no existiera, no les importa ni temen el juicio final. Es así como deseas que crezcan tus hijos

El ser humano cuenta con un principal defecto es que olvidamos. Esto no debe pasar  en nosotros debemos mantener vivo en nuestros recuerdos cuan grandes cosas ha hecho el Dios vivo para con nosotros.

Olvidamos ejercer autoridad de padres en nuestra casa, bajo la ley mosaica, cuando un padre que ejerce su autoridad, hijo que no obedece es hijo que muere. La autoridad de padres a hijos nace en el respeto y obediencia a Dios. Los padres enseñan ejercerse con el ejemplo. ¿Quién es la prioridad en tu hogar? En mi casa  y en la iglesia la prioridad es DIOS primero esta DIOS.

(Deu 6:7)  Y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes:

Dios nos habla a menudo, nos confronta y nos corrige ¿porque entonces hay padres que se cansan de hablar, confrontar y corregir a sus hijos?

Cuando somos confrontados hay que recurrir al arrepentimiento reconociendo que hemos hecho mal, el mismo efecto tendrá en tus hijos al confrontar aquello en lo que han obrado incorrectamente.

Ejerce tu autoridad en casa, habla de Cristo de casa medita en la palabra. La autoridad se pierde cuando no la pones en práctica. ¡Practica, vive la palabra!

¿Cómo padres que hemos sembrado en nuestros hijos? Deuteronomio nos insta a hablar de ella “andando por el camino” esto es mientras tus hijos crecen

Deja huellas imperecederas en tus hijos comparte la palabra

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.